A medio camino

Mantengo la sensación subjetiva que me encuentro como a "medio camino" de lo que puede ser mi tránsito vital, aunque es posible que el mismo se interrumpa en cualquier momento, no hay nadie que eso lo pueda garantizar; es decir, independientemente de cuando concluya, mantengo esa sensación.

He aprendido, y aplicado mucho de lo aprendido, crecí estableciendo y alimentando un modelo del mundo muy limitado, y casi la mitad de esta mitad ya recorrida, la he invertido en modificarlo: que ese modelo del mundo juego más en mi favor; y así ha sido, hoy me percibo como una persona que me proyecto hacia el futuro desde una percepción del mundo mucho más equilibrada.

Cuando nos internamos en redes sociales puede resultar muy desafiante el gestionar toda la información que se nos votima constantemente: blogs, webs, artículos de opinión, lugares especializados, citas de eventos, llamadas de atención de amistades.....y todo ello compaginarlo con nuestra cotidianidad. De todo lo disponible, hacemos una selección a través de las cosas que nos llegan, bien a través de mensajes, suscripciones, búsquedas intencionadas...y de todo ello a su vez, decidimos en cada momento con qué nos comprometemos a atender, y esa atención, la podemos compaginar con varias cosas a la vez. Es un proceso que podemos "modelizar" en tres pasos.

Mucho de nuestra percepción de nuestra vida hacia un futuro, está muy influida sobre las cosas que seleccionamos en nuestra atención y concentración, así como la gestión que a posteriori de ello hacemos. Si ahora desconectases de todo este mundo virtual, quedaras a solas en tu hogar e hicieses un ejercicio de proyección de tu vida hacia el futuro, podrías notar la cantidad de cosas que construyes en base a una información que te ha llegado a través de estas redes sociales, que a su vez está seleccionada por los criterios de búsqueda que has programado en tu "red de pesca"

 Mantener una percepción del mundo lo más ajustada a la "realidad" es muy útil, porque ello facilitará que las cosas que después nosotros operativizamos se ajusten y tengan mayor probabilidad de exito. Aunque con mucha facilidad esa "realidad" suele estar muy poco equilibrada y más bien sesgada a una percepción un tanto negativa y pesimista del mundo.

La percepción que sobre tí mantengas, es muy probable, que la extiendas a la que puedas desarrollar sobre el mundo; con lo que para mantener un sentido equilibrado de él, hay que empezar por mantenerlo sobre ti.