Espiritualidad Imaginada

En estos últimos diez años se está produciendo un incremento de confesiones religiones, alternativas al Catolicismo tradicional, a modo de "en nosotros encontrarás  la esencia de la vida espiritual"

Recibo con frecuencia en mi domicilio la visita de "Testigos de Jehová" -hay que reconocerles su persistencia- que instruidos en las técnicas del marketing llaman a mi puerta con el guión argumental ya preparado, siempre y cuando el interlocutor se adapte a las preguntas que ellos lanzan, y la respuestas que éstos a su vez esperan encontrar; y cuando no es el caso, la "operación captura" se tambalea.

En una de las visitas, tras el saludo protocolario, me espetaron con la cuestión de si: "dado lo mal que está el mundo, ¿había reflexionado acerca de si los problemas de la humanidad tenian solución?", a lo que le respondí, si él (la persona que me estaba lanzando la pregunta), se había preguntado qué es lo que él podía hacer con sus problemas y si lo que me estaba planteando no era una forma de escapar de él mismo.

Aquello descolocó bastante a mi interlocutor, con lo que su guión quedaba destrozado y rápidamente se apresuró a dejarme un par de revistas, donde parece ser hay respuestas a esos problemas generales y a participar en uno de los encuentros que semanalmente mantienen los fieles. Yo, le entregué una tarjeta personal animándole a un trabajo individual de exploracion y auto conocimiento.

No podemos formar parte de una unidad con lo "superior", si en lo "inferior" mantenemos una division, hay conflicto. Y para trabajar en la construcción de esa unidad, necesariamente debemos pasar por un trabajo sicológico, de auto conocimiento, prescindiendo por el momento, de plantearnos los problemas de la humanidad o el sentido de la vida o nuestra existencia.

Una mayoría de personas , no me atrevería a señalar un porcentaje (porque tampoco he realizado un estudio a tal fín), pero sospecho que sí lo suficientemente elevado como para inducir, que utilizan estas formas de espiritualidad, como una via de escape hacia un "mundo mejor" que lograrermos en una meta mítica, cuando las personas "encuentren a Dios". Colocan fuera, lo que necesariamente comienza y se genera dentro.